Los toros de Moisés viajan en avión

0
32

Con su chaqueta al hombro y su sobrio andar salmantino, llegaba a la plaza el ganadero. Eran las seis y media. Acompañado por el doctor Luis Cacharro, la mirada de Moisés Fraile apuntaba al cielo de la Monumental. «¿Se puede sacar a hombros a un ganadero y que los toreros se vayan a pie?», preguntó una turista que daba el pecho a su bebé. Y lo cierto es que de Puerta Grande fue la tarde de la divisa charra. Qué corrida de toros envió a Madrid, importante en sus distintos y exigentes registros. Toros que viajaban en avión. Gozó el público con el buen primero, Bastardero, que embistió a babor y a estribor. Cuando Javier Cortés lo apretó, respondió con un fondo extraordinario.

Dejar respuesta