Los ganaderos, contra el pago del 4% al veedor del CAT: «Es por sentido común, una cuestión moral»

0
198

Ricardo del Río, Zacarías Moreno y Aragón Cancela reniegan de su figura en los circuitos de la Fundación Toro de Lidia subvencionados de la Comunidad de Madrid para ayudar al sector: «Tragamos con todo»

Redacción: www.elmundo.es

La idea de que en los próximos circuitos taurinos de la Comunidad de Madrid [Copa Chenel, Novilladas y recortes], tan exitosos en 2021, la comisión del 4% de la figura del veedor interpuesto por el director gerente del Centro de Asuntos Taurinos (CAT), Miguel Abellán, no recaiga en los ganaderos ha sido bien recibida en el estamento y en la Unión de Criadores de Toros de Lidia (UCTL), que cuenta en su directiva con el representante de la ganadería más importante de la región madrileña como es la de Victoriano del Río.

Ricardo del Río, la sangre joven de la casa, directivo de la ejecutiva de la UCTL, lo tiene claro: «El ganadero en estos tiempos de crisis es quien más ha sufrido. Hay que alabar la labor de la Fundación Toro de Lidia (FTL) y de la Comunidad de Madrid, que se ha destacado sobre todas las demás autonomías en promoción y ayudas. La comisión del 4% del veedor sería el chocolate del loro, pero se suma a la subida de los alimentos, los costes de producción, el gasoil y, además, a la supresión de las dietas y gastos que se pagaba a los mayorales»

Esto, el 4% de la comisión del veedor, que en ningún caso sería lo sustancial, como señala Del Río, se convierte en una cuestión ética en unos circuitos sufragados con dinero público, concebidos para ayudar a un estamento que pasa por unas circunstancias dramáticas: «En este caso la figura del veedor ha estado un poco indefinida, porque normalmente es el veedor de la empresa. Pero en esta ocasión ha dependido del Centro de Asuntos Taurinos, que arrastra más gente. Nosotros lidiamos una novillada en Valdilecha [un enfrentamiento con Flor de Jara] y un novillo de recortes en San Agustín de Guadalix. Afortunadamente no lo necesitamos, pero de corridas no han dispuesto».

Zacarías Moreno, prestigioso y cotizado ganadero también de la Comunidad de Madrid, participante en la Copa Chenel de la FTL, coincide con su compañero contra la comisión del 4%: «Por supuesto. Es por puro sentido común. Siempre he estado en contra. Quien debe pagar al veedor es quien lo organiza, en este caso la Fundación Toro de Lidia. Lo que no se entiende es que sea el Centro de Asuntos Taurinos el que imponga su figura». Moreno también incide en que, más por la cantidad de lo que supone casi un impuesto revolucionario, «es una cuestión moral».

«Tragamos con todo», sentencia Carlos Aragón Cancela, propietario de Flor de Jara, la belleza gris, otro de los hierros participantes en los circuitos de la Comunidad de Madrid. «Es una figura la del veedor»- continúa- «que debe corresponder al empresario, que tiene su equipo. No al nuestro. Es una costumbre que, por no ir a contracorriente, asumes. Vas y pagas el 4%, pues vale. Si sólo fuera eso… Es un asunto espinoso. » Claro, pero que sea el propio CAT, un organismo público, el que imponga el veedor y la tasa del 4% es un contradiós. «La Fundación Toro de Lidia lo ha hecho bien y ha conseguido el dinero de administración, pero podría hacerlo mejor», se despide.

Decíamos ayer que, ahora que ya se plantea la nueva temporada de circuitos de la Comunidad de Madrid, la Fundación Toro de Lidia debería hacerse cargo de la comisión del 4% del veedor del Centro de Asuntos Taurinos de Miguel Abellán, si ha de haberlo, y no los ganaderos. Por justicia, por dignidad. Por lo de serlo y parecerlo, también.

Dejar respuesta