De Reparto: Cayateno Ante Sus Pupilos

0
333

Una vez más se vio en una plaza colombiana la importancia, la elegancia, lo fundamental en la lidia del toro bravo, que es la suerte de varas. Inexplicable que un aficionado proteste a los montados o se conformen con el popular y desagradable “picotazo”.

Redacción: Juan Pablo Garzón Vásquez

Madrid – Colombia. Los toros bravos, encastados, con buenas condiciones fenotípicas (trapío) y hechos unos atletas a través de su crianza (nutrición y manutención), por lo general son exigentes para su lidia, ese caso fue más que evidente en el recinto taurino Marruecos de la ciudad cundinamarquesa de Madrid, donde los toros de Mondoñedo, encaste Contreras, dieron un importante juego, permitiendo a los actuantes medirse en su concepto, hilvanar faenas memorables y recrear la magnitud de su burel ante los montados; que bonito es ver esa suerte y lo significativo que suele ser para criador y torero.

En esta tarde de los Mondoñedos, vimos a las órdenes del valenciano Román Collado, al también mayoral de la ganadería más antigua del país, Cayetano Romero, quien sin duda por muchísimos años ha visto como esta dehesa se ha desplegado en la crianza del toro bravo, sobre todo en un encaste que muchos ven con ojos de respeto por sus características y que cuando la ofrecen, suelen decir, “que gran hierro, pero gracias preferiría…”. A la postre ayer el piquero nacional se las vio con un gran ejemplar que de las tres veces que fue al caballo, en dos oportunidades propino el derribo (o tumbo) del montado, pero sin aspavientos, con el valor y la nobleza que lo caracteriza, volvió a los lomos del equino y continuo su labor siguiendo las indicaciones de su Torero; pese a los percances mantuvo la compostura y dejo la vara en todo lo alto, dosificando el puyazo como lo ordenaba su jefe de cuadrilla. La sombra ante importante suceso fue sentir a los aficionados protestando la intensidad de la vara, cuando esa medida la define quien se pone por delante del astado para redondear la liturgia; la verdad se debe reflexionar en la verdad de lo que es la exaltación del toro de lidia.

Rescatando los oficios de las cuadrillas no se puede dejar pasar por alto las buenas intervenciones de los picadores compañeros de Cayetano Romero quien también dejo unas muy buenas varas en el toro que abrió plaza. Efraín Ospina quien estaba a órdenes de José Garrido tuvo buena presentación tanto en el que hizo segundo de lidia ordinaria como en el quinto de la tarde y Clovis Velásquez dejo una muy buena vara al primero del lote de Juan de Castilla, tercero en lidia ordinaria.

En la labor de brega debo destacar la de José Calvo al tercero de la tarde, siempre lanceo aseado, templado, muy a favor del burel, lo colocó en los sitios óptimos del redondel para la ejecución de las banderillas de sus compañeros de cuadrilla.

En las banderillas se destacaron sin duda: En el abre plaza Ricardo Santana y Carlos Rodríguez; Jaime Devia al primero del lote de José Garrido; Anthony Dickson y Carlos Rodríguez al tercero de lidia ordinaria y más por riesgo y efectividad José Calvo y Carlos Rodríguez al que cerró la tarde de toros.

El próximo sábado 22 de enero en esta misma plaza se tendrá una gran novillada con ejemplares de María del Mar Gonzáles (Ernesto González Caicedo) encaste Santacoloma para los novilleros punteros nacionales: Andrés Manrique, Anderson Sánchez y Joselito Castañeda.

Las boletas se pueden adquirir a través del sistema Tu Boleta <Haz Clic en el siguiente enlace> (tuboleta.com/eventos/detalle/temporada-taurina-por-bogot%C3%81-2022/11061856402) o en las taquillas de la plaza.

Dejar respuesta