Lo Bueno, Lo Malo y Lo Feo del Festival Manizalita

0
33

Redacción: Jerónimo Baquero Toro’s

Lo Bueno

La entrega de lleno al festejo más tradición de la Feria de Manizales.

La tradición de una plaza que rinde homenaje a la patrona de los toreros.

El cartel muy bien rematado.

No llovió y se cumplió el desfile por las calles de la ciudad.

La técnica del Juli, entendió las condiciones del tardo y distraído toro. Hubo voluntad al querer hacer sin tener materia prima.

La vara de Clovis al segundo de la noche.

El par de El Pino al segundo del festejo.

El pitón derecho del segundo de la noche.

Emilio mató recibiendo.

La capa de José Arcila al tercero de la noche.

La lidia de Santana al tercero.

La variedad de capa de Arcila.

El tercero fue un ejemplar dulce, con recorrido y trasmisión. Un muy buen ejemplar.

Los palos de Emerson Pineda al cuarto.

La capa de David Martínez, gustándose.

Lo templado del quinto novillo.

Las banderillas de David Martínez.

Cuatro gaoneras y revolera de Roca muy ceñidas.

El inicio de faena de Roca, de rodillas exponiendo en cambiados por la espalda.

El sexto, templado, bravo y con trasmisión.

Un niño prodigio de la tauromaquia dejó en los manizalitas un bello recuerdo de lo que es la tauromaquia en la más pura expresión a pesar de estar expuesta por un pequeño niño.

El Juli pendiente de Marco Pérez en toda la faena.

El gesto de César Rincón de sacar en hombros a Mari Pérez tras cortar las dos orejas del novillo.

Lo Malo

El primero salió un poco suelto.

El tercio de banderillas del 1, Granero y Pineda, sin suerte.

El primero manseó durante toda la faena.

La espada de “El Juli” no estuvo fina. Lo cual no es normal.

El segundo tampoco fue lo que se esperaba.

Fatal el tercio de banderillas, Benavides y Dixon.

Las banderillas carentes de filo, se caían una tras otra.

Arcila se apresuró para entrar a matar y bajó la nota en lo que había dejado en el ruedo.

El palco no premió las condiciones del tercero, merecía la Vuelta al ruedo.

El cuarto se quedaba tras los lances, no se desplazaba y complicaba la labor de Ortega.

Ortega no encontró materia para el lucimiento.,

La espada de Ortega, redondeó la mala suerte en su debut.

Faltó algo de ligazón en las ejecutorias. Había que hilar más despacio uno tras otro.

La espada de David se quedó en asignatura pendiente.

Lo Feo

Medio par muy caído, el de Granerito.

Se picó al sexto en la querencia.

El colocado de Roca Rey quiso devolver al tendido la corona de café que le fue arrojada al torero, pues desconocía el significado de ella.

Dejar respuesta