La Bella Historia de «Ballestero» y Emilio de Justo Hasta el Encuentro en Estepona

0
147

No era la primera vez que sus miradas se cruzaban. Nunca en un ruedo, pero sí en el campo y en los corrales de otra plaza de toros.

Redacción: Cultoro.es – Web Aliada

Estepona – España. No era la primera vez que sus miradas se cruzaban. Nunca en un ruedo, pero sí en el campo y en los corrales de otra plaza de toros.

«Ballestero», de La Quinta, herrado con el número 22 y nacido en octubre de 2015, fue reseñado para Jaén, con motivo del mano a mano entre Daniel Luque y Emilio de Justo, el pasado 18 de octubre. Gustaban mucho sus hechuras, con un trapío muy en el tipo de su encaste y ganadería, y gustaba, por supuesto, la confianza que sus criadores tenían en él. Sin embargo, junto a otros dos hermanos de camada en los corrales del Coso de la Alameda, formaba un trío igualado, que hacía difícil la decisión de dejar uno atrás. Tres pinturas, como se suele decir cuando armonía y seriedad se dan la mano en la presentación de un toro bravo.

Finalmente, fueron «Regente» y «Hocinero» los enlotados, siendo el segundo el que fue a parar a manos de De Justo, un gran toro con el que cuajó una gran faena y redondeó un nuevo triunfo importante en su temporada y en una plaza a la que volvía tras ser máximo triunfador del pasado año.

«Ballestero» fue posteriormente embarcado para desandar el camino hecho desde «Fuen La Higuera» y los días posteriores fueron decisivos para que tuviese una nueva oportunidad de mostrar sus potenciales virtudes en una plaza. Y es que sus hechuras, la confianza de sus ganaderos, así como la del torero, al que había encantado en el campo, hicieron que se reseñara, primero para Sanlúcar y posteriormente para Estepona, ante el cambio de escenario, por la situación sanitaria, de las corridas de la gira de reconstrucción que estaban previstas en primera instancia en la localidad gaditana.

En Estepona, el 7 de noviembre, se repitió el encuentro de toro y torero en los corrales. El cruce de miradas y las mismas impresiones. La diferencia es que esta vez el 22 se anotó en los papelillos y entró en los lotes sorteados, yendo a caer en suerte, por paradojas del azar o del destino, del diestro cacereño. No tardaron las conversaciones en girar en torno a esta cuestión, y no tardaron los ganaderos en recordar lo mucho que les gustaba «Ballestero» y la confianza que tenían en él, para Jaén anteriormente y para Estepona en este día en el que, por fin, cumplidos sus cinco años, iban a verlo lidiar.

Salió en cuarto lugar y lo que ocurrió ya es sabido. Un toro haciendo honor a su procedencia, a su divisa y a la confianza de quienes lo criaron, y un torero en sazón, entendiendo a la perfección sus embestidas y mostrando las virtudes del animal para, a la postre, cuajar una de las faenas grandes de la temporada.

Fue así como «Ballestero» unió su nombre al de «Hocinero», «Peluquero», «Chaparrito», «Bombero» o «Pies de Plata», entre otros «Santacolomas» de la línea Buendía, propiedad de la familia Martínez Conradi, con los que De Justo ya había cruzado antes su camino para ir forjando y reforzando su vinculación con un encaste y una ganadería especial.

Quizá por eso, el destino, a veces caprichoso, no quiso esquivar la ocasión para este nuevo y celebrado encuentro. De «Fuen La Higuera» a Jaén, de Jaén a «Fuen La Higuera» y de «Fuen La Higuera» a Estepona. Viajes, deseos y esperas que merecen la pena.

Pincha Aquí y en la nueva ventana de play para que pueda disfrutar del Video

 

 

 

Dejar respuesta