0
213

Ninguna racha es eterna, ni las buenas, ni las malas, sólo hay que estar preparado para salir de unas y disfrutar de otras. El sol saldrá. Siempre. Y volveremos a pegar verónicas a la vida.

Ninguna racha es eterna, ni las buenas, ni las malas, sólo hay que estar preparado para salir de unas y disfrutar de otras. El sol saldrá. Siempre. Y volveremos a pegar verónicas a la vida.

“No te olvides de vivir

La vida tal como viene

No te olvides de vivir

Que el mundo sigue girando

Intenta de ser feliz

Por muy oscura que sea la noche, siempre amanece”

La vida sigue. El mundo gira, y más pronto que tarde, todo volverá a su ser. Así, como encabezamos este editorial, comienzan Los Romeros de la Puebla una de las sevillanas más célebres de su repertorio, un canto a la vida, un canto a la felicidad a pesar del momento que se pueda atravesar.

Porque ninguna racha es eterna, ni las buenas, ni las malas, sólo hay que estar preparado para salir de unas y disfrutar de otras. El sol saldrá. Siempre. Y el toreo volverá de nuevo a hacer vibrar a los jóvenes y a los mayores. Sin coronavirus. Con los sueños de cada amanecer impolutos, con los cientos de muletazos que la humillación del destino nos permita pegar. Porque los pegaremos: seguro.

Dejar respuesta