Es Duro Cuando Las Cosas Salen Así

0
124

Redacción: Tomás Mondragón Ortiz – Foto: Cañaveralejo 2018

Cali – Colombia. Uno de los carteles más fuertes de la temporadas en la Sultana del Valle brindó escasos momentos, los toros de Juan Bernardo Caicedo, variados en peso y pinta, no tuvieron casta para permitir algún lucimiento, y por más que porfiaron, apostaron y quisieron el francés, el antiqueño y el limeño, la corrida de la tarde y la media más regalada por ellos en la noche, se diluyó entre la mansedumbre y la negación de embestidas.

Huyendo los nueve, sólo Castella logró, con torería y técnica sujetar al cuarto del festejo y cortar la única oreja.

Profesionales los tres, entendieron que la esperanza de triunfo del público no debía terminar de esa manera, compraron y regalaron tres más, pero tuvieron el mismo comportamiento del lote, sueltos y huidisos, buscaron el refugio de tablas, allí se fueron Castella, Castrillón y Roca Rey, pero ni en el tercio ni en las tablas ni en la querencia quisieron los astados.

El antioqueño Castrillón, toreo entregado, de rodillas lanceó por verónicas y remató con la larga, un par de tandas y a las tablas, pudo tocar pelo de no ser por la espada, con la que pasó trabajos en los tres.

El público es fan de Castella y así se lo expresó en cada detalle robado, ovacionaron su brindis y nunca dejaron de desear ese anhelado triunfo que nunca llegó.

«Una pena» fue el saludo de Andrés Roca Rey al pasar su octavo, no es común verle sin opciones, se arrimó, porfió, dejo una tanda de naturales de gran factura,    pero fue imposible que le embistieran.

Una  corrida muy dura para el aficionado, los cerca de 12000 que se apostaron en Cañaveralejo, y más dura aún para el Ganadero Juan Bernardo Caicedo, como empresario tenía fe en repetir triunfo, en que sus toros dieran el primer golpe triunfal de la feria, en que su apuesta por Cali tuviera su sello, pero este lote para nada reflejó los años anteriores de toros bravos y clasudos que han permitido grandes triunfos.

La feria continúa con la expectativa del regreso de la ganadería de Guachicono, para los diestros: Ramsés y dos españoles triunfadores en Madrid: Emilio de Justo y Ginés Marín.

Dejar respuesta