DAX: EMILIO DE JUSTO CORAZÓN VALIENTE, VICTORINOS CON TECLAS

0
27

Volvió a dejar otra tarde en plenitud ante un encierro que no fue fácil y al que se impuso el extremeño cortando dos orejas y saliendo en hombros. Sin suerte Curro Díaz y entregado sin premio Garrido.

Redacción: Emilio Méndez – Cultoro.es – Web Aliada

Dax – Francia. Un casi lleno en los tendidos abría la corrida de Toros y Salsa este sábado en Dax. Curro Díaz, Emilio de Justo y José Garrido trenzaban el paseíllo en el coso galo.

El primero de Victorino fue un animal complicado de salida, al que dejó capotazos de tanteo Curro Díaz hasta poco a poco ir metiéndolo. Costó trabajo encelarlo en el peto. Muleta en mano, la inteligencia del jiennense dejó algunos compases buenos y con sello propio, con la solera de su experiencia por ambos lados. Detalles en los remates y en los de pecho, pero sin poder redondear la labor. Mató de estocada caída. Ovación.

Bravo y con teclas fue el segundo de la tarde, un animal al que recibió toreramente a la verónica hincando la rodilla en tierra. Empujó el animal en el caballo, brindando al respetable el matador y dejando una faena de menos a más. Fue metiendo en el canasto al animal, con muletazos largos, suaves, de toque preciso y ligando las tandas por la mano derecha primero y posteriormente al natural. Largura en los muletazos para rematar doblándose de forma torera y cortar, tras estocada, una oreja.

Un animal interesante fue el tercero de la tarde, correspondiente a José Garrido. Con sus teclas el animal, lo saludó a la verónica y delantales el animal. Remató de forma muy torera, empujando bien en el caballo el animal. Muleta en mano, dejó una faena de menos a más en la que el joven anduvo con disposición y entrega, cuajando por el lado derecho –el mejor pitón del toro- muletazos de mucho mérito. Valiente el matador, falló con la espada al primer intento y todo quedó en palmas.

El cuarto fue un toro con peligro, que tenía poco dentro que ofrecer. Ni siquiera con el capote, aunque lo intentó, dio opciones el animal. Se puso complicado en la muleta, intentándolo por ambos manos. Abrevió y escuchó leves pitos ante una parte del tendido que se puso contra el torero.

El quinto de la tarde fue un toro de máxima seriedad, de los que piden el carnet y con su peligro sordo. Emilio de Justo le hizo frente a base de inteligencia doblándose con el capote para dejarle algunos compases buenos. Posteriormente el animal acudió bien al caballo, siendo bien picado. Muleta en mano, estuvo inteligente el torero, estando muy convencido de su oficio y de lo que estaba realizando. Fue cuajando muletazos a zurdas, el mejor pitón del astado. A diestras el toro fue más peligroso. Le dejó media estocada, lo que le valió una oreja más.

El sexto fue un animal con cierta nobleza pero sin transmisión. Capotazos de tanteo dejó Garrido. Muleta en mano, y tras brindar al respetable, lo intentó un torero que anduvo firme, dispuesto, tratando de agradar, cuajando muletazos de mucho mérito pero sin lograr redondear una faena un tanto fría. Dejó una estocada en buen sitio pero no cayó el toro, recurriendo al descabello. Palmas tras aviso.

Ficha del Festejo

Plaza de toros de Dax, Francia. Primera de la feria de Toros y Salsa. Corrida de toros. Toros de Victorino Martín. Curro Díaz, ovación y leves pitos. Emilio de Justo, oreja y oreja. José Garrido, palmas y palmas tras aviso.

Dejar respuesta