CASTRILLÓN: EL TORO EN LA MENTE

0
196

Redacción: Juan Pablo Garzón Vásquez – Diario Ocidente

La vida de cada ser humano es una  vocación, unos son médicos, otros panaderos, otros gerentes, otros obreros, otros educadores y unos cuantos Toreros, con el toro en la mente.

Cali – Colombia. La familia Castrillón Pizano en la ciudad de Medellín no tenía idea en 1992 que su hijo recién llegado tendría una de las vocaciones más exigentes del planeta y mucho menos que tendría tantos eslabones tan difíciles de engranar en su caminar, en su momento solo disfrutaba de su diminuta humanidad y que todos lo llamarían Luis Miguel. Más adelante en el tiempo, ad portas del siglo XXI, el ya joven hijo de esta familia antioqueña inicia su formación en la considerada disciplina artísticas más compleja de la actualidad, no solo por lo que exige del ser humano que toma este camino, sino por la dependencia absoluta de otro ser vivo, el fascinante Toro de lidia… en resumidas palabras, el muchacho antioqueño toma el camino de ser Torero, vocación que trae una profunda responsabilidad por todo lo que escenifica, las verdades absolutas de la vida y la muerte, encargo que hace que el Toro este siempre en la mente.

Luis Miguel Castrillón vuelve a Cañaveralejo, no solo para recordar ese hito de graduación en 2013, su doctorado como Matador de Toros, sino para evidenciar su concepto como torero importante. En el trascurso de este 2017 el antioqueño caminó firme en sus comparecencias, para nadie es ajeno esa presentación en la Santamaría de Bogotá, sobriedad, inteligencia, valor, sitio, mando y temple, una confirmación de alternativa en la primera plaza del país muy digna, llevó en esa tarde a su esportón un orejón de lujo. Pero sin lugar a dudas se debe recordar una de las tardes más redondas de este joven Torero colombiano, fuel el pasado 20 de julio en la Plaza de Toros La Pradera de la ciudad de Sogamoso (Boyacá), allí tuvo una tarde redonda, mostró lo depurado que anda, su postura, concepto, parsimonia dieron las conquistas deseadas, puerta grande, orejas simbólicas y suerte suprema fulminante, añadido al crédito de ser indiscutiblemente el triunfado 2017 de una de las ferias importantes del país. Con el toro de nombre “Checo”, esa tarde hilvano una faena bien dosificada, honda, siempre por abajo, tandas por ambas manos justas y muy artísticas, e incluso llevo con arte al burel indultado hasta la boca de chiqueros para su buen retorno al campo, dos orejas simbólicas muy merecidas. Con un toro diferente por forma y comportamiento en todo sentido, esa misma tarde, el antioqueño literalmente arrancó un orejón: la constancia, el arte, los recursos técnicos, la decisión y un volapié impecable, fueron los secretos de ese mérito.

Pero no solo Colombia vivió estas glorias de Luis Miguel Castrillón, también el país manito, más exactamente la ciudad de Juan Aldama (Zacatecas), allí el pasado 02 de noviembre tuvo una brillante actuación, tal vez un solo trofeo que paseo en esa  tarde no reflejaría la dimensión de su presentación pero los cronistas mexicanos valoraron profundamente sus comparecencias, sobre todo por su natural concepto; a la postre esa valiosa presentación le dio camino para firmar una tarde en la ciudad de Victoria de Durango en el día uno de 2018.

La agenda del buen Torero colombiano en esta temporada es nutrida, plazas de primera, mucha provincia en nuestro país y varias tardes en países vecinos… Hoy un examen ante los reconocidos Achury Viejo, dehesa propiedad de Don Felipe Rocha, encaste Conde de la Corte – Jandilla, donde comparte cartel con los españoles David Mora y Alberto López Simón… Que Dios reparta suerte..!

Dejar respuesta