LOGROÑO: BAUTISTA PONE LA GUINDA A UN TEMPORADÓN

0
293

Redacción: Cultoro.com – Web Aliada – Foto: Eduardo del Campo

Corrida bien presentada de Victorino, variada de hechuras pero seria con un gran segundo, al que cuaja Bautista para pasearle dos orejas y otra más del quinto; oreja para Curro y ovacionado Román.

Logroño – España. Curro Díaz, Juan Bautista y Román trenzaban el paseíllo en la tarde de este sábado en el coso de La Ribera de Logroño para cerrar su Feria de San Mateo. Un encierro con el hierro de Victorino Martín era la materia prima ganadera para la ocasión. Corrida bien presentada de Victorino, variada de hechuras pero seria con un gran segundo, al que cuaja Bautista para pasearle dos orejas y otra más del quinto; oreja para Curro y ovacionado Román.

El primero fue un toro bueno de Victorino al que toreó despacio Curro Díaz, llevándolo bien especialmente por el pitón derecho el linarense, lado por el que conectó para terminar paseando premio. Silenciado resultó Curro Díaz frente al cuarto, un toro deslucido y que no humilló. Tuvo nobleza, pero no pudo lucirse el jiennense, que fue silenciado tras estocada trasera.

El segundo toro lo desorejó un gran Bautista, siendo premiado el animal con la vuelta al ruedo en el arrastre. Número, 90, de nombre Verdadero, tras el que se pidió el indulto tras un trasteo sublime del francés, con tandas soberbias de naturales, toreando relajado y con la planta asentada. Faena magistral. Momento clamoroso, incluso pidiendo el perdón de la vida al animal. Dos avisos, estoconazo recibiendo, doble premio al torero y vuelta al animal en el arrastre. Otra oreja paseó Bautista en el quinto, un toro encastado, exigente y con nobleza al que entendió con la izquierda el francés. Vio toro en todas partes el galo, reuniéndose con él y sacando los brazos. Estética y temple del de Arles, que quedó todo en una oreja por la estocada. Logroño rendido al matador.

Silencio escuchó Román en el tercero, un toro más exigente, que no humilló, que tuvo muchos códigos y no fue nada fácil. Faena cumplidora del torero valenciano, que afrontó con seguridad al astado pero hubo empate entre el matador y el animal finalmente. El sexto fue un toro encastado, exigente y con el que Román anduvo valiente con él. Faena decidida pero fallando con el acero. Ovación.

Ficha del Festejo

Plaza de toros de La Ribera, Logroño. Sexta y última de la feria de San Mateo. Corrida de toros. Seis toros de Victorino Martín. Curro Díaz, oreja y silencio. Juan Bautista, dos orejas y oreja. Román, silencio y ovación.

Dejar respuesta