Pamplona: Navarra Despide a su Rey y Corona a su Príncipe

0
42

Pablo cuaja al buen primero de Capea y lo desoreja tras una obra magistral, mientras que Guillermo pasea el doble premio tras una explosiva faena al sexto en el conjunto de otro gran encierro de Pedro Gutiérrez en el que Armendáriz dio una vuelta en cada astado.

Redacción:  Javier Fernández-Caballero – Cultoro.es – Web Aliada – Foto: Emilio Méndez

Pamplona – España. Se despedía Pablo Hermoso de Mendoza del ruedo de la capital de su tierra, este sábado, en un cartel al lado de Roberto Armendáriz y Guillermo Hermoso de Mendoza, que lidiaban toros con el hierro de Capea.

Pablo Hermoso de Mendoza se la forma a la brava embestida del primero y lo desoreja

Al tendido brindó Pablo Hermoso el primero, al que saludó con Nómada. Y se le vino como un obús en el primer encuentro, en el que incluso hizo por el caballo en un momento de angustia, por fortuna, sin consecuencias aparentes. Toro exigente, que medía y que tenía una embestida explosiva el de Capea. Y dio una vuelta casi completa al ruedo al animal en el inicio de faena a lomos de Berlín, cambiándole la pista en el último envite, y clavando de frente. Y llevándose al tendido de su parte un vibrante cambio hacia terrrnis de sol. Le quiso llegar a las cercanías al de Capea, a pesar de su aún explosiva embestida, y siguió conectando en una obra importante. Con Malbec templó el bravo tranco del animal, clavando clásico y proponiendo el toreo puro. Dejó una pirueta de calado en el final de obra, y una rueda de cortas a lomos de lusitano castaño Generoso. Y el rejonazo de muerte efectivo puso en su mano el doble premio.

Armendáriz expone ante la prontitud del segundo, que tarda en caer y le quita premio

A lomos de Cohiba saludó al segundo Roberto Armendáriz, un toro de nombre Gorrillo, de 500 kilos, negro de capa, que brindó a Pablo Hermoso de Mendoza. Toro también de pronta arrancada pero que daba un feo derrote en el embroque, al que dejó un rejón de castigo a lomos de su caballo El Capea. Un quiebro a toro parado puso al tendido de su parte, dejándose llegar luego cerca de los pitones al toro. Destacó la emoción con la que Armendáriz se arrancaba a toro parado y lograba clavar arriba, provocando la explosiva arrancada posterior del animal. A lomos de Diamante finalizó faena, dejando cortas en buen sitio y un medio rejón del que tardó en caer y requirió de descabello. Todo quedó en una vuelta al ruedo.

Los quiebros con Ecuador y la exposición con Esencial, lo mejor de Guillermo en el tercero

Con Jíbaro saludó Guillermo Hermoso al tercero, al que enceló en redondo de inicio con gobierno y buen gusto, aunque el toro marcase alguna querencia ya a tablas. Y le clavó de poder a poder el rejón de castigo en un momento de calado. A lomos de Ecuador calentó al tendido en dos quiebros sin clavar y otro tercero en el que el palo quedó arriba. Y de nuevo hizo otros dos quiebros a lomos de este mismo jaco de mucha exposición y conexión. Y un cuarto que puso al tendido en pie. Sensacional Guillermo. La rueda de cortas con el lusitano castaño Esencial, y un cierre con otras dos cortas a dos manos, se enfrió con el rejonazo final tras uno anterior trasero, y varios fallos con el descabello. Ovación.

Pablo pincha una obra de puro clasicismo al cuarto y da una emotiva vuelta

Saeto se llamaba el hondo y cuajado cuarto, al que dejó un rejón de castigo Pablo Hermoso. Tras ello inició faena a lomos de Basajaún, un lusitano castaño con el que colocó palos de puro clasicismo. Faena con momentos de alta escuela de Pablo al último toro de su vida en el ruedo de su capital. Obra en la que el toro mantuvo un cierto tranco templado, y que Pablo finalizó con Generoso. Pero varios pinchazos emborronaron su labor. Emotiva vuelta al ruedo.

Armendáriz deja quiebros de mérito al quinto, con el que marra con el descabello

Dos rejones de castigo en buen sitio clavó Roberto Armendáriz para saludar al quinto, un toro que brindó previamente al tendido y al que inició faena a lomos del luso hannoveriano Farruco. A pesar de la floja condición del toro, que incluso se echó durante la faena, dejó quiebros de mérito el navarro. Al igual que lo tuvo el par a dos manos sin cabezada del final de obra, junto con una rueda de cortas. El repetido fallo con el descabello, tras un rejonazo entero, le quitó el premio. Vuelta al ruedo.

Guillermo Hermoso deja una obra de mucho calado con el sexto y lo desoreja

A su padre brindó Guillermo Hermoso el sexto, un toro que salió con pies y al que dejó en lo alto el rejón de castigo. En el inicio de faena, a lomos de Berlín, dejó Guillermo cambios de pista y aprovechó la movilidad del toro para dale una vuelta al ruedo casi completa tirando de él. Dejó pares de mucho mérito combinados con momentos de efectismo con el tendido, además de dos rosas con el toro ya sin querer salir de tablas. Un par a dos manos de corras coronó su obra, que remató de un pinchazo y un rejonazo entero, cortando dos orejas.

Ficha del Festejo

Plaza de toros de Pamplona. Segunda de la Feria del Toro. Corrida de rejones. Lleno. Toros de El Capea, correctos de presencia. De raza y codicia el gran primero, bravo y con duración; con prontitud un segundo de explosiva arrancada tras el embroque: de trasmisión y calidad otro buen tercero; con cierto temple en su embestida el cuarto; flojo el quinto, con cierta calidad en su embestida pero muy a menos; de chispa y motor el sexto, que acabó apagándose en tablas. Pablo Hermoso de Mendoza: dos orejas y vuelta al ruedo. Roberto Armendáriz: vuelta al ruedo y vuelta al ruedo. Guillermo Hermoso de Mendoza: ovación y dos orejas.

Dejar respuesta