Manizales: Galván y Hernández, Sobre Todo

0
145

Un gustoso y aguerrido David Galván con dos faenas distintas y un porfión Sebastián Hernández, que había oído tres avisos en el tercero, se yerguen sobre un desrazado y desclasado encierro cortando sendas orejas. Pinar sucumbió…

Redacción: Jorge Arturo Díaz Reyes – https://todotoroblog.blogspot.com/ – Foto: Camilo Díaz

Manizales – Colombia. Con sol espléndido, gran entrada y ambiente festivo, comenzó la segunda de feria. Sin embargo, de salida los Dosgutiérrez se empeñaron en hundirla. Feuchos, abrochados, pocacosa en sus escasos 449 kilos promedio, desdoraron los blasones de su divisa, que para siempre va unida con la leyenda de la plaza. Mansos, rajados, bravuconearon en los caballos y huyeron carialtos de las suertes. Encima los mataron malamente, menos al tercero que tras los tres avisos terminaron apuntillándolo desde la tronera de un burladero. Quizá el segundo pueda salvarse de la quema por su perdido fondo de nobleza.

El gaditano David Galván, afrontó su papeleta sin concesiones. A los cuatro mejores envites de la tarde, le meció cuatro verónicas y una media de cartel. Debutaba y con eso flechó esta plaza tan susceptible a la estética por sobre todas las cosas. Fue amor a primera vista, que se apasionó en el florido quite de largo con tres chicuelinas barridas y una revolera en cuyo intermedio cayó a merced sin que el manso hiciera por él. Héctor Fabio Giraldo atinó dos veces con los palos y saludó. Ahí el toro se quedó. La porfía sin descomposturas logró tandas remolonas y muy meritorias. Todo lo ponía él. La parcial no disimulaba y hasta le puso la música. Tanda de molinetes, abanicos y desplante. Accesorios que aquí tienen alta cotización. El tendido hervía y soltó exclamaciones de dolor profundo tras cada uno de los dos pinchazos y los tres descabellos. Pero paradójicamente no le sacaron a saludar. Ni le aplaudieron.

Con el quinto, como diciendo ¡Qué hemos hecho! Le celebraron todo, y no sin razón. Era un morucho intratable, que solo ameritaba una lidia de doma. Pero el se empeñó en hacerlo pasar, carialto, huido, sinvergüenza, como fuera, pero dele y dele en las tablas. Qué honradez, decían cómo para justicarse, trapo y trapo, ole y ole. El desplante arrojando los trastos fue el sumun, el manicomio. El amor es algo esplendoroso. Y entonces la espada dio en hueso, al segundo viaje un espadazo trasero de tan poco efecto que provocó un aviso retrasado y una tempestad de pañuelos al grito de ¡Torero, torero! Y la oreja concedida por su señoría señalando con el dedo a la multitud como Pilatos, fue festejada por los peticionarios como un gol de campeonato. Galván había conquistado la plaza.

Juan Sebastián Hernández, no logró dar un lance ni un pase que pudiesen llamarse tales al imposible manso tercero. Tras una estocada delantera vertical, media trasera y múltiples crucetazos entre los cuales la víctima desarmó a tres peones, antes de los tres clarinazos. Carlos Rodríguez le dio de baja desde un burladero. Al sexto, requetemanso también, lo enfrento ateniéndose a lo que acababa de pasar. Porfía, persecución, muletazo y muletazo a toro indiferente y rajado. La persistencia sudorosa tuvo recompensa. Una tanda en redondo insospechada, que no dejó resquicio de fuga, el acorralamiento en tablas pa´allá y pa´cá, y una estocada cimera que mató, hicieron la oreja irrefutable, dado lo anterior, claro.

Rubén Pinar, lidiador probado de dificultades e imposibles, hoy no pudo. Hasta terminó perdiendo los papeles en la seguidilla de doce descabellos y dos avisos al primero. Al cuarto solo le pegó dos en la cerviz tras un fierrazo caído.

La historia de la tarde la protagonizaron el andaluz y el boyacense con su tesón. Si quitamos eso no queda nada.

Ficha del Festejo:

Martes 9 de enero 2024. Monumental de Manizales. 2ª de feria. Sol. Más de tres cuartos de plaza. Seis toros de Dosgutiérrez, de bajo peso, mansos y deslucidos. Rubén Pinar, bronca tras dos avisos y pitos tras aviso. David Galván, silencio y oreja tras aviso. Juan Sebastián Hernández, palmas tras tres avisos y oreja. Incidencias: Saludaron: Pineda y Dixon tras parear al 1°, Giraldo tras parear al 2° y Carlos Rodríguez al 3°. El picador Luis Viloria aplaudido en el 5°.

Dejar respuesta