El Festival en los Ojos de Un Niño

0
56

El niño Juan Simón Londoño nos deja sus notas sobre el festival

Fue una noche apoteósica, es el festival más bello de América en homenaje a la virgen de la Macarena. Es una celebración nocturna que se lleva celebrando 25 años. Inicia con la vuelta al ruedo de una bella procesión en la que participan los toreros, subalternos, banderilleros, monosabios, militares y autoridades de la iglesia. Con esta bella procesión se le dio inicio a una noche apoteósica con maravillosos toros y toreros.

El Primer toro es el mejor toro que se ha podido ver en muchos años, de la Ganadería de Ernesto Gutiérrez, tanto brocho de cara, de 386 kilos y de nombre panadero, un toro espectacular que el español Antonio Ferrera aprovecho al máximo con un traje de charro color rojo recibió con un capote verde pantano y Esmeralda y desde el primer momento aprovechó para lucirse. El toro dio una buena pelea ante el caballo, arrancó a más de media plaza y el mismo matador español lo banderilló. El Toro tenía un arranque espectacular, empezaba desde el cuarto de la plaza, lento, con muy buen recorrido, temple, bravura, nobleza, definitivamente un toro espectacular que al final fue premiado con el indulto. El español tuvo variados pases, buenas tandas por naturales y buenas tandas por derechazos haciendo una bella muestra del tremendismo.

Segundo toro un lindo astado de la ganadería de Ernesto Gutiérrez que le correspondía al español Emilio de Justo. El toro de nombre Emir de 394kg y de número 69 fue un buen toro pero no como el primero. El diestro español lo supo aprovechar muy bien con el capote dando lindos pases y quites. El toro dio una buena pelea ante el caballo y tras unas buenas Banderillas de Alex Benavides y Manuel Gómez, el español recibe de rodillas. Fue un buen toro, con recorrido, nobleza. El público estaba encendido y alegre, frente a lo cual, el español mostró su capacidad como Torero haciendo variados países con clase y elegancia, un toreo muy bonito con circulares, lindos muleteados dignos de uno de los mejores  para el final y, al igual que el primer toro, fue premiado con el indulto. De Justo paseó felizmente por el ruedo y así muy orgulloso, inicia su temporada 2023 en Colombia con un indulto.

El tercer toro de nombre aprendiz de 404 kg y de número 11 fue para el colombiano Luis Miguel Castrillón. Fue un toro bueno con temple y bravura, pero sobretodo nobleza; dio una buena pelea ante el picador, las banderillas las colocaron Emerson Pineda con una muestra de la experiencia en el arte de las banderillas y Ricardo Santana que colocó pares en todo lo alto, iniciando así su faena el colombiano. Arrancó alegremente con variados pases por naturales y derechazos, toreando con clase y elegancia, alegrando al público que ya venía contento por los dos indultos que ya habían presenciado. Fue un buen toro con una bella cornamenta, nobleza y fijo en el engaño, una gran Final que puede haber sido recompensada con dos orejas. Después de varios pinchazos y un aviso, el toro cayó el colombiano recibió cariñosas palmas.

El cuarto toro fue para el querido español Román Collado de nombre Silvestre, de 406kg y de número 18, dio lindos capotazos por ambas manos. El Toro dio una pelea insuficiente ante el caballo, en las banderillas el español decidió compartirlas con Antonio Ferrera y Carlos Garrido el ganador al mejor par de Banderillas en la feria de Cali de 2022. En ninguno de los tres hubo suerte pero el español que no se dejó afectar, dio inicio a una gran faena comenzando con Bellos pases por la derecha, para cambiarse a torear por el lado zurdo, fue un toro muy bueno, con buen arranque pero no como los dos primeros, el español fue muy apreciado en el público manizalita, recibió cálidas palmas a lo largo de la faena y después de  un pinchazo y una fantástica entrada a matar el español recibió una oreja.

El Quinto del festejo fue para el antioqueño Juan de Castilla de nombre Floricel de número 16 y de 408 kg, fue un toro noble, imponente y de buen arranque. Al inicio el astado de Ernesto Gutiérrez le rapó dos veces el capote al antioqueño, las banderillas fueron colocadas por Juan David Ortiz y el joven Brayan rematado por Alex Benavidez. Al inicio de la faena se mostró la bravura y la nobleza del Toro al cual el colombiano no supo aprovechar, era un toro de indulto tenía la nobleza, la bravura, el temple y el fenotipo. El antioqueño se apresuró mucho a la hora de matar pinchando dos veces he intentando tres veces el descabello que no salió, escucho un aviso y recibió cálidas palmas al final de su faena.

El último toro fue para el nuevo fenómeno del toreo Tomás Rufo con un astado de nombre Virote de número 93 y de 386 kg, fue un animal regular con buen arranque, pero se frenaba, tenia la nobleza que caracteriza la ganadería, que en el capote el español aprovechó muy bien, pegando bellos lances por lado y lado, aunque tenía cosas buenas no terminaba  el pase completo y se giraba muy  rápido, lo cual representaba un riesgo para el matador. En la pica y las banderillas no sobresalió mucho, a la hora de entrar con la muleta el diestro español encontró grandes dificultades con con el astado dado que no arrancaba bien y se giraba muy rápido, sí el Matador seguía le representaba una posible revolcada. A a la hora de matar pegó una entrada en la que la estocada atravesó al toro y posteriormente se dio una buena entrada a matar y un buen descabello el español escucho palmas de la afición manizalita.

 

 

Dejar respuesta