«Ha sido un sueño increíble»: Erick Cuatepotzo

0
77

Redacción: altoromexico.com

Nuestro compañero y corresponsal para México Erick Cuatepotzo desarrolla un nuevo e interesante proyecto para el mundo taurino.

Cuando Erick Cuatepotzo dejó de hacer fotografía taurina, todavía se utilizaban los rollos fotográficos y el revelado tardaba hasta una semana en ser entregado de los laboratorios. Gozaba entonces también de popularidad en el medio y su trabajo ya comenzaba a ser reconocido.
Hoy, muchos años después y luego de graduarse como abogado, donde ejerció un buen tiempo, el tlaxcalteca de 41 años se siente feliz de volver a retomar su inicial carrera y compaginar sus dos grandes pasiones: la fotografía y la fiesta brava.
Pero no solo eso. En un lapso de siete meses desde que retomó la lente, Erick ha vuelto a desempolvar su nombre de los casilleros de fotógrafos taurinos y ha conseguido poseer uno de los anhelados pases de callejón para poder tomar fotografías en la mismísima plaza Monumental de Las Ventas, de Madrid.
En pocos días saldrá a la luz su primer calendario temático dedicado a los países donde en este tiempo ha podido renacer su gusto por tomar solo fotografías de arte, que gustan al buen aficionado.
«Empecé a tomar fotografías a los 16 años. Fui fotógrafo de Rafael Cué en la revista ‘Matador’ en 1997 y a esa edad ya me publicaban como a cualquier otro, como Tadeo Alcina, Adrián del Ángel, Palomo o Sergio Rivero, por citar algunos. Pero dejé la fotografía a raíz de que empecé mis estudios de Derecho porque la Universidad absorbía mi tiempo», explicó.
La pandemia y el encierro, como a muchos, lo hizo pensar en nuevos proyectos, uno de estos retomar el gusto por la cámara.
«Ese tiempo nos permitió adelantar nuestros planes 10 años, ya que nos dimos cuenta de que la humanidad es frágil y el tiempo es corto, por eso decidí hacer foto nuevamente, pero me encontré con un mundo fotográfico muy diferente a como lo había dejado».
Dijo que fue tanta su desconexión que tuvo que tomar un curso de fotografía digital para volver a estar al día.
«Entonces me di cuenta de que no tenía un medio de comunicación que me publicara, mi nombre ya había sido olvidado de las empresas y a donde iba a tocar puertas no me dejaban pasar, especialmente en mi tierra, Tlaxcala, donde nací. Un día mandé mi currículo a Burladero.tv de Madrid y ellos creyeron en mí. Me dijeron que les enviara fotografías y para mí fue un sueño, comencé a mandar las fotos de la Feria de Tlaxcala del 2021», agregó.
El fotógrafo señala que sin pensarlo su ascenso fue vertiginoso y al poco tiempo ya estaba volando a Colombia y Perú para cubrirlas ferias de esos países.
«Regresé para hacer las fotografías de todos los Carnavales de México y las plazas importantes como Guadalajara, Monterrey, Ciudad Juárez, Tijuana y la Plaza México. Un día me llamaron y me dijeron que estaba programado para Madrid y que iba a hacer fotografía al callejón de Las Ventas de Madrid. ¡Imagínate eso en solo siete meses!, ha sido una locura porque es un sueño: mi pasión es la fotografía y los toros y que pueda realizarlas y luego pisar escenarios que están reservados solamente para maestros, es mucho más motivo para estar contento», refirió.
Trabajando para el medio que lo contrató, se dio cuenta de que para ser fotógrafo de callejón en Las Ventas, los que están ahí han tenido que ver pasar hasta cuatro calendarios antes de que les asignen un lugar.
«Después de que la gente supo y se dio cuenta de que estuve en callejón en Las Ventas, mi vida cambió por completo. No hay callejón que me nieguen, puerta que se me cierre, le dan otro valor a la forma como se hace mi trabajo y eso me gusta mucho. Tengo la promesa de la casa editorial de que el próximo año regreso a Madrid. Soy un bendecido, porque además he podido tomar fotos que a la gente le ha gustado. No deseo ser un fotógrafo taurino comercial, siento que la Fiesta me ha dado tanto que mi intención es aportar».
Por este motivo, Erick ha decidido lanzar su primer calendario taurino 2023 para que el público lo tenga en sus casas y oficinas, y lo pueda disfrutar mes a mes, conforme vaya avanzando el año que viene.
El proyecto presentará una exclusiva colección de 12 fotografías, una por mes, de sus mejores imágenes captadas este año, en cerca de 90 corridas de toros, en cuatro países diferentes en los que ha estado.
Fue un trabajo de selección muy difícil, ya que en siete meses he podido lograr casi cuatro mil fotografías, muchas de ellas publicadas en mis redes sociales y en los medios que trabajo. Se han tomado en España, Francia, Colombia, Perú y México.  Como es mi primer proyecto de calendario, hemos tratado de que sea un trabajo editorial fino, con fotos clásicas y está guiado por un sentido de buen gusto,  no quisimos explotar percances ni cornadas, que llaman la atención, pero no valen para una idea de calendario, sino expresar los buenos momentos».
La presentación será la próxima semana en Tlaxcala, en la Posada San Francisco o en la Pinacoteca del estado, y a partir de entonces se podrá adquirir en las plazas de toros, en los puestos de costumbre y, muy posiblemente, en tiendas comerciales, a un costo de 120 pesos.
«El precio del calendario es muy accesible, simbólico. Tendrá un traje limitado a mil ejemplares. La intención no es hacer negocio, lo que queremos hacer es que la gente tenga un poco de material que hemos visto, que ha tenido buena aceptación y la fiesta de los toros también trascienda desde otro aspecto fundamental, el de la fotografía», finalizó.

Dejar respuesta