A Toda la Afición Taurina, en Especial a la de Ubaté…

0
499

Es mi deber como Rejoneador explicar el por qué de mi ausencia en la corrida a celebrarse el próximo domingo 31 de julio de 2022 en la ciudad de Ubaté.

Redacción: Rejoneador Willy Rodríguez

Es mi deber como Rejoneador explicar el por qué de mi ausencia en la corrida a celebrarse el próximo domingo 31 de julio de 2022 en la ciudad de Ubaté. Para estar incluido en el cartel fui contactado por el empresario para torear dicha corrida y, por ser para la Capital Lechera y Taurina por excelencia acepté gustoso, con unos honorarios que únicamente cubrían el pago de cuadrillas y trasporte de caballos, teniendo en cuenta que la también conocida como Villa de San Diego, ha estado ligada a nuestra familia por los últimos 20 años, además también por el único interés de revivir las corridas de toros en la ciudad que vio nacer la dehesa de Garzón Hermanos y toreros importantes como el fallecido Raúl Gómez “El Rey de Ubaté”.

En el momento de ser parte del cartel se me informó que la corrida a lidiar era la de Santa Bárbara propiedad del Capitán Carlos Barbero, encierro que gustoso acepté a lidiar, como con cualquier ganadería colombiana independientemente de su procedencia o raíz de condición, pues el toro bravo es uno, que goza de diversidad de matices en su condición, pero que sin duda cada uno tiene su lidia. Luego la empresa me informó que la corrida se había cambiado por la ganadería Achury Viejo de Don Felipe Rocha, lo cual me hizo mucha ilusión porque con este hierro tal vez, es con la que más triunfos he tenido en mi carrera y sin dudarlo me puse en contacto con el Matador César Camacho, quien está a cargo del hierro para acordar que toros iban para rejones.

Con sorpresa el pasado viernes 22 de julio hacia medio día la empresa me informa que los toros de Achury Viejo no van y que buscara los toros que eran para mi actuación con alguna ganadería y así lo hice, notificándole a la empresa taurina de Ubaté, que estaban los toros en la ganadería de Don Luis Miguel Londoño, que eran encaste Santa Coloma y provenían de la dehesa Ernesto González Caicedo, donde de inmediato hubo el “no me gustan” para luego concluir con la frase… “no son baratos”, sin pensar por un segundo en la calidad del espectáculo a ofrecer. Vale la pena aclarar que, durante las últimas horas de conversaciones con el representante de la empresa, se me ofrecieron “novillos” de Encenillo y Luis Rubiano, pero NUNCA TOROS de la ganadería finalmente contratada, la dehesa Mondoñedo, miente quien diga que me la ofrecieron y que este servidor hubiese expresado que no la toreaba, porque este hierro lo hubiese toreado con muchísimo gusto COMO TANTAS VECES LO HE HECHO.

Ya sé que corren tiempos difíciles, ya sé que son tiempos de unir y no de dividir, pero ahora como desde hace mucho tiempo me niego a dejarme maltratar, subestimar y que me falten al respeto como Rejoneador, más aún cuando lo que estoy haciendo es prácticamente un esfuerzo por afición y amor infinito a mi Profesión como Torero a caballo para mantener viva la tauromaquia en todos sus matices.

La manera de revivir la fiesta en nuestro país es fomentándola de ceros, halando todos el carro hacia el mismo lado, no tratando de recoger cada uno por su lado las migajas que quedan en la mesa.

A la afición taurina, en especial la de Ubaté, espero me entiendan y con gusto quisiera verlos en los tendidos de la plaza Jesús Lozano Díaz de Arbeláez (Cundinamarca) el próximo 14 de agosto del año en curso.

Con admiración, aprecio y mucho afecto,

Willy Rodríguez – Rejoneador

Dejar respuesta