MONT DE MARSAN: DE JUSTO REIVINDICA CON SANGRE EL CAMINO DE LA VERDAD

0
168

Corrida decepcionante de Victorino en el que De Justo paga con sangre su compromiso con el aficionado francés en una tarde en la que Bolivar pasa de puntillas y Leal sigue en crecimiento.

Redacción: Philippegil Micr – Cultoro.es – Web Aliada

Mont de Marsan – Francia. Con su padre recientemente fallecido, hacía el paseíllo este sábado Emilio de Justo en la plaza francesa de Mont de Marsan para torear una corrida de Victorino Martín. Le acompañaban en el cartel Luis Bolívar y Juan Leal en la que se guardó un minuto de silencio a la memoria del padre de Emilio de Justo.

Bonito y de buena lamina fue el primero, un toro algo terciado que cumplió en el jaco y que llegó a la muleta quedándose cortito. Faena basada en el lado derecho. Por el izquierdo tendía a quedarse en las zapatillas y medir al torero. Mató de forma deficiente y fue silenciado.

El segundo de la tarde fue un toro con carácter, un victorino de cara a cruz por su comportamiento que brindó a su padre. De Justo, le realizó una faena de acusada personalidad, mando y entrega. Pero sobrevino la cogida. Tras dos series rotundas por el derecho, al iniciar su trasteo a zurdas el animal le prendió de forma muy fea, primero en el suelo y más tarde en el aire. Tras volver de la enfermería y con ostensibles gestos de dolor volvió a la cara del toro, Llevaba una cornada en el muslo. Su tanda a diestras volvieron a meter al público en la faena. Tras un pinchazo y una estocada caída cortó una oreja de peso.

Armado y con seriedad fue el tercero, un animal parado en el caballo y que se lo pensó un mundo en banderillas. Toro con peligro al que Leal le realizó una faena de gran compromiso y valor. Acabó en las cercanías un una labor sincera y meritoria. A base de exponer logró sacarle muletazos estimables a un toro de reservona embestida. Tras una estocada trasera dio una vuelta al ruedo.

Tuvo nobleza y cierta bondad el toro que hizo cuarto, un animal al que el torero colombiano le relaixzó un importante trasteo a derechas. Muletazos con profundidad, mando y un punto de sabor ante un toro con calidad. Faena que pese a tener pasajes interesantes pecó de desigualdad e intensidad. El público se quedó con ganas de más. Bajó en emoción y acometividad el animal en la mitad de un trasteo con muchos pases pero que no acabó de romper. Tras pasaportar al toro fue silenciado. Saludó en banderillas El Monteño.

No pudo triunfar Juan Leal con el segundo de su lote, un toro bajo de raza y con cierta aspereza. Debido a ese poco fondo nunca quiso ir hacia adelante, evidenciando un corto viaje y un calemocheo incomodo para estar delante. Faena larga e intermitente que no caló en el respetable. Tras pasaportar al toro fue silenciado.

Tampoco dio opciones el sexto, un toro de poco celo y embestidas geniudas. Bolivar tiró de oficio para intentar sobreponerse a la incierta embestida, pero no anduvo fino. Desarmes y enganchones dentro de una labor muy desigual. Le pesó la tarde. Tras pasaportar al toro fue silenciado.

Ficha del Festejo

Plaza de toros de Mont de Marsan, Francia. Última corrida de la temporada. Tes cuartos de plaza. Toros de Victorino Martín. Muy bien presentados pero de poco juego. Destacó el encastado segundo. Luis Bolívar: Silencio, silencio tras aviso y silencio. Emilio de Justo: Oreja – herido. Juan Leal: Vuelta al ruedo y silencio.

Dejar respuesta