LIMA: JOAQUÍN GALDÓS EMBRUJA ACHO

0
601

Redacción: Lucho Herencia – Cultoro.com – Web Aliada – Prensa Roca Rey

Gran dimensión de Galdós que cortó tres orejas y salió en hombros por la Puerta Grande. Roca Rey se llevó un apéndice y perdió mucho más con la espada ante quinto. Ponce ovacionado con el peor lote.

Lima – Perú. La primera corrida del abono de la Feria del Señor de los Milagros, en el bicentenario coso de Acho – Lima, recibió a uno de los grandes carteles de la temporada en Perú. El maestro español Enrique Ponce, junto con los máximos exponentes del toreo peruano, el consagrado Andrés Roca Rey y el joven Joaquín Galdós. Un festejo de alto nivel que lidió astados españoles de la ganadería de Daniel Ruiz.

Ante el primero Ponce instrumentó, suavidad capotera en el recibo del de Chiva, con verónicas templadas al ralentí. Inició por bajo, mandón para someter y buscarle las distancias por el derecho. Lo fue calibrando entre rebañones y luego se metió con él en una muestra de poderío enganchando a la gente entre los redondos templados a diestras. Un molinete con la música sonando y el entendimiento perfecto del valenciano calentaron  a la afición mientras buscó las cercanías. Media estocada efectiva hizo rodar al de Daniel Ruiz y sacar Lima al tercio a Ponce para ovacionarle. Flexionando la pierna recibió Ponce a ‘Niñero’, cuarto de Daniel Ruiz que se vencía algo por el izquierdo, para recetar verónicas a las que remató de larga. Al público el brindis y luego, en los tendidos de sol, inició su faena por alto y, de a pocos, fue metiendo en muleta al toro que iba sentido de la mano izquierda y relajarse en algunos pasajes condicionados por la flojedad de remos. Aun así, quiso encontrar faena Ponce y buscó por donde hubo, sin aburrirse y queriendo agradar. La espada encontró hueso al primer intento y cobró posteriormente una entera. Palmas.

Al segundo de la tarde, lo recibió Roca Rey en medio de verónicas y una serie de chicuelinas jaladas inició su labor el peruano, poniendo todas las intenciones desde el prólogo de la faena. El quite entre las de chicuelo, tafalleras y cordobinas tuvo la firma de una sabrosa media belmontina. Bien con los palos Hernán Alonso. Cambiándoselo por la espalda subió el voltaje que se estabilizó con el toreo fundamental mandón y poderoso, en el que quiso llevar al toro largo y apretó más el acelerador en corto terreno al ya rajado burel con variedad y ajuste para jugársela al final con bernadinas por ambos pitones. Una entera desprendida fue fulminante. Asomó un pañuelo y hubo petición para la segunda. Una oreja para el peruano. Pronto se estiró a la verónica Roca Rey ante el quinto enemigo y se la jugó en el quite de emocionantes saltilleras, cambiando el viaje en la primera. Inmóviles estatuarios al tomar la pañosa a los que sumó derechazos de mano bajísima. Se ajustó el limeño toreando en redondo con profundidad emocionando a la concurrencia y sumó mucha variedad. Expuso, corrió la mano y se relajó Roca Rey en una labor contundente y con clase además de su sello arrollador. Se encontró con hueso antes de dejar una efectiva estocada. Palmas.

Enjundiosas fueron las verónicas de Galdós al tercero de la tarde. Estuvo encajado y mecido, suerte que replicó en el quite con una media de larga duración al remate. Con clase impresa sucedieron los muletazos, que tuvieron dimensión y trazo largo. Administró idealmente al toro con espacios, temple y naturalidad en cada pase. Además expuso rodilla en tierra con molinetes y contrastó con trincherillas de baja mano y tiempo. Estoconazo y a sus manos un trofeo con larga petición del segundo. Se fue Galdós de rodillas a la puerta de chiqueros para recibir al sexto, al que bregó antes de enjaretar verónicas a pies juntos y quitar tras el caballo por el mismo palo abriendo el compás. Ofreció la labor al público y toreramente ofició por bajo pegando derechazos posteriormente con una rodilla en tierra. Firme y con clase sucedió en derechazos elevando el nivel en siguientes tandas. Administró nuevamente los tiempos, toreando tanto en la cara del toro como fuera de ella. Toreo fundamental por la diestra que caló en la afición limeña de un inspirado Galdós, de mejor factura al natural que coronó de una gran estocada. Dos orejas

Ficha del Festejo

Plaza de Toros de Acho, Lima – Perú – Primera de la Feria del Señor de los Milagros. Entrada: «Lleno». Toros de Daniel Ruiz. Correctos de presentación y de juego variado. Destacó el buen sexto. Enrique Ponce; Ovación y palmas tras aviso. Roca Rey; Oreja y palmas. Joaquín Galdós; Oreja con fuerte petición de segunda y dos orejas. Incidencias: – Al termino del paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria de los diestros Iván Fandiño, Dámaso González, Gregorio Sánchez y el ganadero Victorino Martín. – El Batallón Juan Fanning Marina de Guerra del Perú, instrumentó el Himno Nacional del Perú, que estuvo coreado por toda la plaza puesta en píe. Además el Batallón realizó la creación ‘Evolución Plaza de Acho’

Dejar respuesta