Debieron Pasar Más Cosas en la Corrida de la Oportunidad

0
57

Se ha celebrado la primera corrida, segundo festejo de la feria de la libertad, como ha
sido denominada por la empresa Tauroemoción, quien es la organizadora por segunda
vez de la feria taurina de Cali.

Debió acudir más gente, más aficionados y por sobre todo, debieron acudir más
menores de 15 años, ya que su entrada era gratis, simplemente acompañados por un
mayor que tuviera su boleta, una estrategia dispuesta por la empresa, pero poco
aprovechada por aficionados y abonados.

La corrida de don Felipe Rocha, comenzó con las palmas a un primer ejemplar, de
sobresaliente trapío, palmas que también recibieron un par de toros más, y dos de
menor presentación, debieron ser más en conjunto en romana y trapío.

Los de Achury Viejo fueron variados en juego, tres de ellos exigentes, uno bravo, y
otros menos francos y con menos intereses, no debieron agarrarse tanto al piso, ni
debieron cambiar tanto en los finales; buen juego en varas dieron cuatro de ellos.
Debió caer el toro y no amorcillarse, como también debió acertar en el primer
descabello Ricardo Rivera, que con un toro imponente, hondo y con cara, hizo una
magnífica faena ante un ejemplar fiero, de cara alta en comienzos, que se dolió en
varas y no se definía en las banderillas.

Suavemente por alto, lo fue metiendo en una muleta poderosa y mandona, dándole
tiempos entre tanda y tanda, se fue haciendo a un toro que iba con mas fijeza a la
muleta, con prontitud a los toques, instrumentó los derechazos caros de la tarde, en la
tercera y cuarta tanda, mostró Rivera su conocimiento, acortando un poco la distancia,
que fue precisa, para que durara más el toro y su faena.

Debió tener más el de Achury de fondo y algo más por el pitón izquierdo, por el que
fue tardo y ofreció poco al lucimiento. La espada fue completa, se la tragó, debió caer
y debió ser más que un saludo tras aviso.

José Arcila no debió dudar tanto, como también lo hizo el negro corniabierto, comienzo
frio de ambos como la poca transmisión, distraído, manseando, la cara alta y muy
suelto, poco pudo acoplarse el torero manizaleño.

Lo del nacido en Medellín tuvo notas altas de toreo clásico, con mucha estética en
andares, lances y muletazos, fueron suaves ante el noble astado, construyó una faena
de música y oles de los aficionados, ante el temple y los profundos pases que
instrumentó Luis Miguel Castrillón. Fue también importante la media altura y el
acompañamiento suave en los naturales con la izquierda.

Estuvo muy aplomado, despatarrándose por momentos, con mucha quietud, quizás
debió abrocharse más en algunos, ante la nobleza e inercia.

No debió entrar tendida la espada, y luego los intentos de descabello, se llevaron las
orejas, faena que terminó con reconocimiento del público y que debió ser para más
que la vuelta al ruedo.

Franco Salcedo, tuvo ganas, algo eléctrico en los lances, dejó tres buenas verónicas,
el toro tuvo buen compartimiento en varas, pero luego mostró complicaciones en
manso, a las que Salcedo no pudo sobreponerse y sentirse como en su faena.

Rocío Morelli, se fue a los medios para una larga cambiada en la el toro saltó y se
llevó el capote. Estuvo muy incómoda, sufriendo desarmes y trompicones, con muchas
precauciones, debimos ver más de la torera para poder apreciar más al de Achury,
difícil de calificar.

Muy parado fue el Juan Sebastián Hernández, que apenas si pudo lucir cuatro o cinco
lances y pases, dos muy buenos por derecha, con valor se puso y no se quitó,
provocó, intentó, pero no había materia prima. Estocada a ley y certera.

Cristian Restrepo confirmó que es una interesante promesa, el era de Salento,
anduvo alegre y codicioso, embestía con prontitud y galope, por ambos pitones tuvo
lances y pases, unos de gran factura y otros de buenos recursos y deseos, que con
valor, siguen apuntando a esta promesa. La espada le negó tocar pelo.

Resumen:
Plaza de Toros Cañaveralejo. Cali. Diciembre 26 de 2022.
Toros de Achury Viejo, cuatro de gran presentación, uno bravo, tres mansos, nobles,
con poco fondo.
Un eral de Salento, terciado, bravo y noble.
Ricardo Rivera: saludo tras aviso.
José Arcila: silencio.
Luis Miguel Castrillón: Vuelta al ruedo
Franco Salcedo: silencio.
Rocío Morelli: saludo.
Juan Sebastián Hernández: silencio.
Cristian Restrepo (novillero), palmas

Dejar respuesta