Lo Que No se Vio en la Novillada Caleña

0
427

Redacción: Federico Baquero Toro’s

Fotos: Erick Cuatepotzo

  • En horas de la mañana para el momento del sorteo todo transcurrió en calma, pues las papeletas se escogieron en la zona de toriles, por cuanto todo el encierro se tuvo que trasladar a ésta zona para dar paso al desencajonamiento de los ejemplares de Juan Bernardo Caicedo, que serán lidiados el 27. Desencajonada en la que hubo mucha tensión y olor a miedo entre los presentes.
  • En los corrales pudimos saludar al presidente de las corridas, el mismo ciudadano luso del año anterior, don Jose Ferreira Paulo. Esperamos que en ésta feria su paso sea satisfactorio.
  • Mucho cemento gris.
  • En la novillada debutó con caballos el joven Felipe Miguel Negret, que lució un terno azul noche, oro y cabos blancos de la más encopetada costura taurina, muchos euros en el vestido.
  • El paseillo a cargo de la primera amazona de la Feria.
  • En el primero de tarde, tras dos puyasos y el llamado en voz fuerte del joven Juan Dinastia, el presidente Ferreira hacía oídos sordos a la razón.
  • Dinastía al ver el comportamiento del primero dejó su montera en el estribo de las tablas.
  • Hubo disposición e intención en las ejecutorias del novillero de Medellín, pese al pozo seco que llevó en suerte para abrir plaza.
  • Anderson Sánchez gustó desde la primera larga.
  • Sánchez brindó la lidia de su primero a Emilio de Justo que ocupaba un lugar en callejon de la plaza.
  • Luego de doblar el segundo de tarde, cuando el torero escuchaba la ovación y petición  del respetable, el presidente demoró la entrega del justo trofeo.
  • En el tercero debutó Negret con poca suerte en la capa. Con la muleta el oficio hizo falta. Faltó y mucho al de azul y Cuco, el negro del valle fue noble y perdonó muchos fallos que ubiesen podido salir caros. Los caballos abrían podido haber esperado.
  • Tras el Ecuador del festejo Dinastía lidió uno más terciadito con el que apenas cumplió, pese a esto el palco obsequio musica a destiempo.

Dejar respuesta