2ª de Puente Piedra: ¿Bravura y Casta o Trapío?

0
160

Los de Ernesto Gutiérrez en Puente Piedra tuvieron una presentación impecable, pero su juego dejó sinsabores, disgustos, fatigas y como en el adagio “no hubo quinto malo”, se llevó un gran reconocimiento y las orejas al destazadero.

Redacción: Héctor Esnever Garzón Mora

Madrid – Colombia. Para nadie es desconocido en la Colombia taurina la devoción que tiene Don Miguel Gutiérrez y su hijo Marcelo con su ganadería, durante muchos años ha venido apostando por la creación de un encaste propio y en ese ejercicio tan delicado han hecho combinaciones juiciosas con rigurosas evaluaciones entre las líneas Santa Coloma y Murube. Sin ser atrevido con estas letras, dentro de mi ignorancia, creería que la primera línea la han venido potencializando para aportar los buenos comportamientos en sus reses, pues cuando aflora la bravura en el colomeño, se acompaña indiscutiblemente de gran empuje y enorme nobleza, condiciones necesarias para esta liturgia llamada tauromaquia. Pensaría dentro de esta lógica, que la línea Murube está siendo aprovechada en su gran mayoría para dar cara, cuello y culata (trapío), además de añadirle ese punto de picante (casta) para conjugar un burel completo a como hoy se tiene contemplado el toro de lidia en las plazas de primera categoría, que vienen copiando la exigencia de Madrid y Bilbao. Pues esa apuesta es de muchos años, de enormes sacrificios, de lanzar la moneda al aire con muchas hipótesis, pues la genética es tan compleja, que como lo decimos repetidas veces, en este menester “dos más dos no es cuatro”

Ahora bien, si vemos con mayor detenimiento el encierro, se puede captar que hay un considerado acierto y un camino viable a seguir, tal vez la ascendencia del ejemplar lidiado en quinto lugar de línea ordinaria, dará unas directrices a los ganaderos para acercarse a ese propósito de entregar un astado que entregue todas esas cualidades en los ruedos, sin ser presuncioso, deberíamos recordar la historia del hierro de Victorino Martín a quien en muchas ocasiones le fueron quitados los afectos por corridas que no generaron historias positivas. En este preciso momento se me viene una pregunta ¿Bravura y Casta o Trapío?, difícil de responder pues el toro desde su presentación debe infundir respeto para el encuentro, pero debe ratificarlo con una pelea digna, entusiasta y franca… Les dejo ese trompo para bailar en la uña.

Con los actuantes no hay queja alguna, evidenciamos la maestría de Víctor Puerto en lo que tenía camino por así decirlo, en lo que no dimensionaba un andar, lo justo era poner fin, una pena los fallos con los aceros. Leandro de Andalucía, con lo poco que ha toreado estuvo más que digno, tiene un concepto irreprochable, tal vez si se le quiere exigir más como un sector de la plaza lo hacía, se le debe llegar a esa medida cuando tenga muchos toros encima, contemos cuantas corridas ha toreado desde su doctorado y saquemos conclusiones. Colombo sin duda goza de muchos recursos y su concepto será polemizado siempre y cuando no entendamos que cada toro tiene su lidia, la plaza estaba fría por lo que venía sucediendo sumado al clima y de agradecer la decisión del venezolano de echar hacia delante el festejo con sus comparecencias pese a las condiciones de los bureles, seguro ya lo veremos con otras cosas más a su favor y al de la tauromaquia idealizada por muchos aficionados.

El próximo sábado interesante festival con astados de la ganadería Altagracia propiedad de los Señores Ricardo Arandia y Luis Segura, encaste Juan Pedro Domecq, para los Matadores: Víctor Puerto, Eduardo Gallo, José Luis Robayo, Rubén Pinar, Cediel Ángel, Álvaro Lorenzo y el Rejoneador José Gómez.

No olviden seguir nuestros twitteres @enelcallejon y @voyalostoros donde seguramente encontrará el toro a toro de cada festejo de esta importante temporada 2022 homenaje a la afición taurina capitalina.

Dejar respuesta