“Bolívar, salva la patria, ”: Luis Bolívar y sus tardes junto a César Rincón

0
107
César Rincón y Luis Bolívar - Foto: Luis Bolívar

En entrevista con SEMANA, El torero caleño recuerda la despedida de César Rincón en Bilbao y el enfrentamiento que sostuvo con quien fue su maestro en la plaza de Cañaveralejo en 2007.

En entrevista con SEMANA, El torero caleño recuerda la despedida de César Rincón en Bilbao y el enfrentamiento que sostuvo con quien fue su maestro en la plaza de Cañaveralejo en 2007.

Cuando César Rincón luchaba contra la hepatitis C, en la soledad de su finca en Cáceres, España, y retirado de los ruedos, un joven caleño triunfaba de novillero en Las Ventas de Madrid, se ganó la oreja de plata de Radio Nacional de España al mejor novillero del 2004, y muchos aseguraron estar ante el heredero de Rincón.

Bolívar fue el torero que mantuvo vigente el nombre de Colombia en las principales ferias españolas, pero también el diestro nacional que se medía en todas las plazas del país ante las figuras del toreo español. Y muchas veces los venció. Hoy, en su casa, conserva dos trofeos Señor de los Cristales, que solo los triunfadores de la feria de Cali tienen ese privilegio.

Se aficionó a los toros siendo niño, gracias al boom de Rincón. Era acomodador de la plaza de Cali para poder ver las corridas gratis. Se inscribió en la escuela taurina Santiago de Cali, debutó con una cornada que le infirió un novillo de Ernesto González Caicedo, viajó a España y se hizo matador de toros en Valencia, de manos de dos figuras del toreo, El Juli y César Jiménez. Si Rincón confesó que tomar la alternativa en España al lado de dos figuras era imposible, Luis Bolívar lo consiguió.

César Rincón y Luis BolívarCésar Rincón y Luis Bolívar – Foto: César Rincón y Luis Bolívar

 

Como también consiguió su sueño. Torear con quien considera su maestro. Lo hizo en Bilbao, el día en que Rincón se despidió de esa plaza, en agosto de 2007. Primera y única vez que dos colombianos actuaban en la misma tarde en España. Fue una corrida difícil para César, pues un toro lo puso en apuros. “Salva la patria Bolívar”, le gritó Rincón. Y Bolívar salió en el último toro de esa tarde y fue el triunfador al cortar la única oreja de la tarde, en la que también actuó José María Manzanares.

Meses después, el 28 de diciembre, Bolívar se enfrentó mano a mano con Rincón en la tarde de su despedida de la afición de Cañaveralejo. Los dos toreros colombianos triunfaron y salieron a hombros.

James Rodríguez, Luis Bolívar y Carlos Bacca.

Madrid 2 de marzo de 2015. Palacio Real. James Rodríguez, Luis Bolívar y Carlos Bacca. Cena de los Reyes de España y el presidente de Colombia señor Juan Manuel Santos. (Cortesía David Jaramillo) – Foto: James Rodríguez, Luis Bolívar y Carlos Bacca.

A hombros fue como se llevó Bolívar a Rincón en Bogotá, el 24 de febrero de 2008. Tan pronto mató el último toro de sus 26 años de carrera, Luis saltó del callejón al ruedo de la Santamaría, como muchos toreros colombianos, para levantar al mejor torero de la historia del país. Bolívar quería un recuerdo más allá de la foto, por lo que le robó las zapatillas que Rincón llevaba puestas. “Eran las últimas zapatillas con las que el Maestro había pasado miedo”. ¿Qué pasó con las zapatillas? Bolívar lo reveló por primera vez en entrevista con SEMANA.

Dejar respuesta