La desgracia de Ritter y la fortuna de Eugenio de Mora

0
52

Corrida bronca de El Ventorrillo con un toro importante

Redacción: Carlos Ilián – marca.com

Plaza de Madrid. 28ª corrida. Menos de media entrada (11.559 espectadores) Toros de El Ventorrillo (4). Muy serios, ofensivos y de juego difícil, excepto el sexto. Eugenio de Mora (6). De azul y oro. Pinchazo, estocada caída y trasera. Un aviso (pitos). Estocada corta (silencio). Estocada desprendida (oreja). Ritter (6). De azul y oro. Media estocada tendida y tres descabellos (saludos).Francisco José Espada (4). De mercurio y plata. Bajonazo y cinco descabellos. Dos avisos (silencio). Media estocada tendida y cinco descabellos. Un aviso (silencio).

El colombiano Ritter, ayuno de contratos, llegaba a Madrid a jugársela a una carta con una corrida de las que nadie quiere ni ver. Pero a falta de corridas buena es una de El Ventorrillo. El, chico había estado muy digno con sju primer toro, al que entendió divinamente por el piton izquierdo y sobre la base de medir bien los tiempos y sin molestar al toro consiguió unos muletazos de irreprochable factura en el toreo al natural.

La tarde se le ponía de cara y quiso aprovechar cualquier oportunidad de lucimiento por lo que realizó un quite por chicuelinas al segundo toro de Eugenio de Mora con tan mala fortuna que fue cogido y corneado gravemente, con una herida der 29 centñimetros en la pierna derecha que lesiona la vena safena.

La suerte cambió de acera porque su segundo toro fue el de la tarde y Eugenio de Mora en sustitución de Ritter lo aprovechó en una faena más vibrante que redonda, destacando una serie sobre la mano izquierda que le puso la gente de su lado. Redondos y cirecular para cerrar de un estoconazo desprenido del que el toro tardó en doblar y por fin lo hizo al borde del tercer aviso. Pero la suerte estaba con el toledanoque cortó una oreja y con ella el pasaporte para volver en agosto o en otoño.

Había pasado un calvario con su primer toro y tampoco pudo sacar nada en limpio comn el mamotreto que salió en cuarto lugar. Y Francisco José Espada se enredó en dos faenas largas dejando algunos muletazos templaditos en su lote pero por debajo del segundo toro suyo.

Dejar respuesta