El Parlamento Europeo se mantiene firme en las ayudas al toro bravo

0
118

Carlos Núñez celebra con júbilo la decisión del Parlamento Europeo que desestima la supresión de ayudas al ganado bravo: «Es una guerra, larga, cruenta y lenta, pero aquí estamos dando batalla», declara a EL MUNDO.

Redacción: DARÍO JUÁREZ @dariojuarezc www.elmundo.es

En la tarde del martes se dio a conocer el resultado del acta parlamentaria, donde la Comisión de Agricultura (AGRI) desestimó la propuesta de la eurodiputada Anja Hazekamp, de suprimir las ayudas al toro bravo; legitimada a través de una enmienda de transacción, expuesta a través de la también eurodiputada del grupo Popular, Esther Herranz.

Así pues, el informe emitido por la PAC, que saldrá a votación plenaria a finales de año, queda libre de enmiendas nocivas a los intereses de la cabaña brava. En el caso concreto que nos atañe, en lo que a la ganadería española se refiere, ha caído de pie la noticia en la Unión de Criadores de Toros de Lidia, como no podía ser de otra manera. Aunque no se fían. «Teníamos nuestra estrategia preparada, pero no nos esperábamos la sorpresa de tanta acritud de los movimientos contrarios al toro, ni de su fuerza presupuestaria», señala su presidente. Reconoce que existieron vaivenes de última hora que hicieron preocuparse. Sin embargo, el sentido común imperó; lo que «no quiere decir que se haya acabado, porque estamos a la espera de unas nuevas elecciones europeas y la guerra volverá«, señala.

Hace un mes, el mismo Carlos Núñez, acompañado de Fermín Bohórquez -directivo de la UCTL-, se reunieron en el corazón del Parlamento Europeo con once representantes de diferentes grupos políticos, donde sacaron una conclusión a posteriori que fue la importancia real que había tenido ese viaje. «Desgraciadamente en Europa, aparte del trabajo hecho por Luis de Grandes y gente de su alrededor, el toro era un desconocido», comenta. Incluso «la propia dehesa del sur de Europa, la nuestra, es una desconocida para una mayoría, a los que dimos a conocer su relevancia y las de las razas autóctonas». Así mismo, reconoce que ha sido una exposición muy productiva, sobre todo para los grupos socialdemócratas y conservadores, a los que han invitado a conocer al rey de la dehesa: el toro bravo.

Todo ello es un escalón más, dentro de un trabajo de futuro, longevo y contencioso; ya que, «el enemigo tiene entre ceja y ceja un cambio de filosofía hombre – animal, que trasciende mucho más allá de la tauromaquia». Núñez entiende que, a pesar de la parsimonia que acarreará este trabajo de defensa hacia el toro, el barco de la UCTL debe remar en la dirección que abogue por la vida de las dehesas, donde «muchas especies tanto de fauna como de flora están amenazadas, y es por ello que los informes de la FAO, dicen que el campo va a ser relevante en los próximos años«. Por tanto, «lejos de toros sí o toros no, lo que hay encima de la mesa es un debate medioambiental», concluye.

Dejar respuesta