5ª CALI: PROTAGONISTA… EL TORO

0
550

Redacción: Héctor Esnéver Garzón Mora – Enelcallejon.webnode.es – Web Aliada

Se siente la diferencia en una tarde de toros cuando el Rey de la Fiesta vuelve al protagonismo y los actuantes evidencian su gran valor, la terna puso el pecho y los toros llevaron emoción.

Cali – Colombia. Contrario a lo que se escribía en la tarde anterior, podemos decir que pese a que no hubo triunfos con corte de orejas, hubo espectáculo en la plaza, incluso con el ambiente climático para profundizar la verdad del toro de lidia, animal fiero, instintivo, que gregario en el campo, pelea en su soledad, de pronto los Salentos sin mucha clase, franqueza o nobleza pero si con ímpetu. Los actuantes a la altura del oponente aunque los recursos técnicos debieron ser mucho más precisos, como se dice en el argot taurino, los toreros tragaron toro.

No es vanidad, lo digo con el más profundo respeto y modestia, pero en la tarde anterior estábamos demandando el protagonista de la tauromaquia, tal vez  se incomodó con la solicitud, pero los Saltillos de Salento, en este preciso momento dan una razón poderosa a lo demandado. El arte de Cuchares no es solo plasticidad ante los “dulces”, es también poderío ante los toscos con fiereza. Si preguntan a los asistentes de Cañaveralejo, seguro que dirán que se emocionaron mucho, porque emoción no solo es la sensación agradable, también es el ritmo mediático de la expectativa, el susto, la intriga, en pocas palabras, esa esencia que ha tenido durante décadas la liturgia del bravo.

Sería atrevido sentir por los demás y más en los que enfundados en el terno de luces, se juegan la vida, pero tengo cierta certeza, que si le preguntáramos a la terna el cómo se siente luego de la tarde con los Salentos, dirán cosas llenas de satisfacciones, ni tendrán en cuenta que no pudieron llevar trofeos al esportón, porque la satisfacción de poderle a un toro exigente y con fondo debe ser indescriptibles. Seguro la quinta del abono caleño 2017 dará mucha tela que cortar, buena o mal, lo importante es que la tauromaquia siga en vigencia.

Dejar respuesta