Deslucida Tarde En Acho: Ganado

0
326

La cuarta de la temporada contaba con un atractivo cartel de toreros. El domingo 24 de noviembre se presentó en la Plaza de Acho, Cayetano Rivera que reaparecía luego de varios años. El peruano Joaquín Galdos en su segunda tarde y el debut del esperado Pablo Aguado quién confirmo la alternativa en Acho.

Algo más de media entrada y en tarde sin sol, los matadores brindaron al público luego del paseíllo, costumbre fiel en Acho. Lástima que el ganado no permitiera una buena tarde, con 3 ganaderías. Santa Rosa de Lima salió en segundo y tercer lugar. El cuarto y quinto de El Olívar y el sexto 1° bis). Desiguales en la presentación, esta feria que llega a su fin el domingo 1° de diciembre, ha adolecido de la esencia de la fiesta taurina: el toro de lidia con trapío y bravura.

PABLO AGUADO.- Toreó al primer de la tarde porque confirmó la alternativa y luego al que cerró la tarde. Aguado es de los toreros que gustan en Lima por su naturalidad y toreo clásico. Solo mostró destellos de su tauromaquia de mucha naturalidad y pureza. A su primero en suerte que tuvo nobleza y humillaba al embestir, resultó quizás el mejor de la tarde. Inició su labor llevando al toro hacia los medios y luego tandas ligadas de derechazos que  remataba con el de pecho. Molinete y naturales de buen trazo, compuso una faena interesante y sonó la música. Se perfiló para matar pero dejó un pinchazo hondo  y luego una estocada trasera algo caída. De haber ejecutado mejor la suerte pudo cortar oreja. Palmas.

En el sexto “Barbero” de 537 kilos,  bien presentado, bociblanco, toro con edad y bien presentado, fue recibido con verónicas y media de cartel. No es picado correctamente y en la muleta la faena es aseada,  siempre a media altura pero el toro no tuvo mucha trasmisión y se fue apagando. Hacia el final de la faena le encontró mejor el sitio y cuajó una tanda en corto en la que mostró su toreo sevillano de buen sabor. Media estocada en buen sitio que hace rodar. Silencio.

CAYETANO ORDOÑEZ.-  el segundo de la tarde por la confirmación de alternativa de Aguado fue un toro cornalón y astigordo, se dejó en el capote y tumbó dos veces en una tarde de picadores que preferimos olvidar. Parecía que el toro rompería en la muleta por lo visto en el primer y segundo tercio. Cayetano le brindó el toro al peruano Joaquín Galdos en fino gesto y luego inició su labor con doblones toreros. Luego lo sacó hacia los medios pero el toro se rajó y buscó tablas. Fue poco lo que pudo hacer ante el rehuir del toro que no daba pelea. Con buen criterio decidió abreviar. Silencio para el matador, pitos en el arrastre.

El cuarto de la tarde tampoco fue para el recuerdo. “Centinela” de 535 kilos, de  El Olivar, algo veleto, recibió puyaso trasero. Cayetano sale a dar lo mejor de sí, es torero bullidor y entregado que busca agradar. Logró cuajar algunos naturales con mando pero el toro deslució la faena porque si bien embestía galopando no humillaba del todo y la media embestida que tenía la remataba con la cara en alto. La faena no pudo ser ligada por estas condiciones del burel. Mala suerte para el matador, dejó una estocada tendida y solo saludo desde el tercio el matador.

JOAQUIN GALDOS.-  no pudo cuajar la tarde que su afición esperaba. En el primer remate en tablas “Iluminado” de 545 kilos se descascaró un pitón y pese a eso el toro tumbó al picador. En la muleta el toro que presentaba dificultades fue comprendido por el peruano que logró meterlo en la muleta y lo somete por tandas templadas una a una. Con inteligencia lidió de acuerdo a las condiciones y logró alargar la embestida técnica. Luego naturales y con el estoque dejó una estocada trasera. Ovación y salida al tercio.

En el quinto el toro salía suelto de los caballos. Le brinda el toro al matador de toros peruano en retiro Rafael Puga pero el toro no tiene fijeza y su embestida es descompuesta. Poco pudo hacer pero en ambos toros estuvo por encima de ambos, con mucha voluntad y entrega. Se licenció su labor y pitos en el arrastre.

Al final de la tarde los tres matadores recibieron el saludo de los tendidos al salir por la puerta de cuadrillas. La gente comprendió que sin toros no hay tarde buena lo cual compromete a la empresa mexicana “Casa Toreros” que debe hacer algo para revertir esta situación.

Nos vemos en el tiempo. 

 

Dejar respuesta