Agua mansita

0
77

Están raídas y desteñidas las banderas de la Comunidad de Madrid. Sergio Aguilar, que este año va de banderillero suelto, estrenaba, en cambio, un capote de brega. De grana y oro, según metáfora gastada y olvidada. Brillaba.

Ir a los toros como si se fuera por primera o última vez. No es mi caso. Sí el de una pareja de orondos coreanos que, sentados con dos niños de muy corta edad en brazos, han aguantado en un tendido de sombra hasta el arrastre del cuarto toro sin apenas protegerse del agua que tan mansita caía. Si llueve, los japoneses no van a los toros, sino a ver jardines. El remozado del Museo Arqueológico está muy hermoso. La lluvia fina lo encarece.

Dejar respuesta