David Galván: «Sólo falta que me ayude un toro en Madrid”

0
103

Uno de los toreros mejor preparados físicamente del escalafón echa a andar con otro de los taurinos que ha estado al lado de matadores como Fortes o Álvaro Lorenzo en los últimos años.

Redacción: JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO

El torero gaditano David Galván y el apoderado Nemesio Matías han unido sus carreras. Uno de los toreros mejor preparados físicamente del escalafón echa a andar con otro de los taurinos que ha estado al lado de matadores como Fortes o Álvaro Lorenzo en los últimos años.

Enhorabuena con el acuerdo cerrado con Nemesio.

Gracias, estoy ilusionado a su lado y con la temporada que se plantea, especialmente por el compromiso de Resurrección en Madrid.

El Torero y Madrid, gran binomio.

Ojalá y embista y salen las cosas como uno desea. Es una tarde muy importante para mí. Siempre he soñado con torear en esa fecha tan emblemática en un sitio como Madrid y este año lo va a ser. Todas las miradas y la preparación están enfocadas a ese día.

Comentábamos con tu apoderado tu gran tarde del domingo de Ramos en la que cortaste una oreja eclipsada por la PG de Curro Díaz.

El primer toro pude cortar una oreja a pesar de estar mermado de facultades tras ser corneado en un pase cambiado. Pude mantenerme en el ruedo, hacerle la faena al toro y cortarle la oreja. Cuando iba para adentro pensaba salir, pero cuando descansé un poco la pierna ya no me mantenía y era imposible, estaba atravesada de lado a lado. Tenía una oreja y una de las dos hojas de esa PG la tenía abierta. Quería salir en el otro para abrirla del todo, aunque no pudo ser. Me alegré por el triunfo del compañero, pero mi objetivo era acompañarlo.

Lamentablemente también probaste esa sangre que da heroicidad a los toreros con la corrida de La Quinta en San Isidro.

Es un hierro que me gusta, siempre he disfrutado con los animales y con sus ganaderos, que me han ofrecido su amistad y las puertas de su casa. Los animales salen y hay de todo. Ese toro fue un animal con complicaciones y en el segundo muletazo me prendió y me partió la cabeza del radio. Estuve dos meses convaleciente, pero son cosas que pasan y que uno tiene que aceptarlas.

Dejar respuesta