No lo Mereces

0
17
BARQUERITO.FOTO BERNARDO CORRAL

A un aficionado de los antiguos pero vociferante pareció salirle del alma una frase de castigo muy justiciera: “¡No te mereces ese novillo, no te lo mereces!”. Iba por el quinto de la tarde, ya las once de la noche, un calor africano…

Iba por Rafael González, que, fuera de cacho, estuvo muy firme pero muy encima, y pareció torear con el brazo de madera. O sea, tan agarrado al estaquillador que los muletazos parecían golpes. Y no lo eran.

Qué toro tan formal y tan serio y tan bueno…. Pero solo para elegidos. ¿Y si lo coge por banda Pablo Mora? Lo más probable es que el aficionado vociferante hubiera guardado silencio. O roto a jalear y aplaudir, porque justo la última docena de muletazos del Certamen fueron los más distinguidos de este largo y cálido verano que nunca termina. Los meteorólogos dicen que a partir del miércoles dejarán de subir las temperaturas. Y más no dicen.

En los mapas del tiempo que se pintan en colores, toda la España peninsular y las Baleares aparecen marcadas de rojo, o sea, por encima de los 40 grados. A un concejal de Écija le he escuchado hace un rato las recomendaciones para los vecinos. Que no salgan a trabajar en el campo, más o menos. Y que el que tenga ventilador, lo enchufe. Y esperar. De Écija se predica que es “la sartén de Andalucía”. Pero también de Baena y Montoro, donde ayer se pasó de los 50. Esas temperaturas son buenas para el olivar.

De los solo nueve novilleros que he visto en el Certamen -eran doce- el que más me había gustado hasta anoche a las once y media era un Ángel Jiménez, de Écija precisamente, tierra de buenos toreros. Pero le tocó la novillada menos propicia de las cuatro del concurso. Y se atascó con la espada. A ese ecijano me habría gustado verlo con el novillo más merecible de toda la serie. ¿Merequé? Merengada. El novilloMarquesón, número 28. ¿De indulto? Si fuera de indulto, no lo traigo y me lo quedo en casa. ¿O no?

He leído que Morante puso patas arriba la plaza de Huelva ayer por la tarde. Huelva, zona roja. Estuvo ardiendo dos días la sierra de San Cristóbal, que cerca Nerva por tres de sus puntos. Tierra minera. Los incendiarios no pararán hasta que no arda Doñana entera. Hay fuegos en el vecino Algarve. Pero… ¡quién tuvo la ocurrencia de sembrar tantos y tantos voraces y flamígeros eucaliptos en territorios de seca tormenta…! ¡Quién, quién…!

Dejar respuesta